Coaching adolescentes

Cuando escuchamos a nuestro hijo adolescente decir esta frase: ¡Mamá! ¡Hoy salgo!¿Vale???. Sabemos que no va a ir al cine, ni tampoco a ver a un amigo. Sabemos que va a salir de noche a discotecas y sentimos preocupación, porque tememos los riesgos a los que se pueden tener que enfrentar. ¿Qué es lo que podemos hacer? Por supuesto cada familia tendrá sus diferentes criterios sobre dejar salir a sus hijos. Todo hay que pactarlo, rigurosamente de acuerdo con las ideas y los valores de la familia.  La solución no es prohibir al adolescente salir de noche , ya que cuando lo haga, será como haber destapado  una olla a presión. La solución pasa por prevenir y dedicar tiempo a construir las relaciones para crear una confianza mutua.